Gestores Energéticos de Grandes Cuentas

Servicios energéticos

Servicios energéticos

Fase 1: Auditoría energética

Una auditoría energética es una descripción y análisis de los flujos de energía de un edificio o instalación con el objetivo de comprender la energía dinámica de su sistema y determinar posibles puntos de mejora y de ahorro energético en el mismo, manteniendo siempre o mejorando su confort ambiental.

La auditoría energética es el estudio de partida de Engipro Energy para determinar los servicios de ahorro energético a desarrollar. Esta auditoría es esencial para detectar las oportunidades de reducción de consumos energéticos y las garantías de ahorro que proponemos a nuestros clientes.

Para llevar a cabo los trabajos de auditoría energética realizamos mediciones in situ de los principales parámetros energéticos del edificio o instalación durante un mínimo de 2 días, así como un análisis de la documentación de partida proporcionada por el cliente. Los resultados de esta auditoría se plasman en un informe final que incluye la siguiente información:

  • Descripción del edificio y las instalaciones.
  • Evaluación de los consumos de energía (electricidad, combustibles fósiles y otros combustibles).
  • Identificación de puntos de mejora en iluminación, motores, variadores de frecuencia, climatización, procesos de frío/calor, aislamiento, etc.
  • Propuesta de mejoras energéticas:
    • Estimación del ahorro energético.
    • Estimación del ahorro económico.
    • Cuantificación de inversiones.
    • Periodo estimado de retorno de la inversión.

 

Fase 2: Diseño del proyecto y establecimiento de garantías de ahorro

Programa de actuaciones y ahorros para un periodo temporal determinado a partir de la implantación del proyecto.

Una vez desarrollada la auditoría energética del edificio, procedemos a realizar un diseño del proyecto, determinando los ahorros energéticos a conseguir y las garantías de reducción de costes a establecer con el cliente.

Engipro Energy, presenta un programa de actuaciones y ahorros al contratante en el que se incluye, para un periodo temporal determinado a partir de la implantación del proyecto, los ahorros garantizados por la ESE y el estado de las instalaciones una vez finalizado el periodo del contrato.

Una vez consensuado el programa y los aspectos técnicos del mismo, éste se plasma en un contrato entre Engipro Energy y el contratante. Este contrato, denominado Contrato de Desempeño (Performance Contract), es un aspecto clave del proyecto y define las condiciones técnicas y económicas del contrato durante todo el transcurso del proyecto.

Así pues, el Contrato de Desempeño especifica las condiciones en las que se desarrollará el proyecto incluyendo, entre otros, la duración del contrato, las medidas a desarrollar, los ahorros garantizados por el contratista, la línea base de consumo y metodología de cálculo de los ahorros, las responsabilidades de Engypro energy, la forma de pago, etc.

Fase 2: Diseño del proyecto y establecimiento de garantías de ahorro

Fase 3: Implantación del proyecto

Una vez aprobado el proyecto presentado y firmado el Contrato de Desempeño (Performance Contract) Engipro Energy pone en marcha e implanta las medidas encaminadas a conseguir los ahorros energéticos en la instalación.

Las medidas pueden ser de tipología y alcance diverso. Éstas pueden ir encaminadas a: la disminución de los consumos, una mayor eficiencia de equipamientos, la sustitución de fuentes de energía convencionales por fuentes de energía renovable, la modificación de hábitos de consumo de la instalación, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, etc.

La relación de medidas principalmente desarrolladas por Engipro Energy son numerosas, detallándose en cada caso la tecnología prevista, la inversión necesaria, los ahorros previstos y el periodo de retorno de la inversión. Engipro Energy puede implantar estas medidas de forma independiente o conjunta, en función de las necesidades del cliente.

Engipro Energy realiza la inversión del proyecto y los trabajos de instalación y explotación del mismo. Una vez instaladas las medidas, la gestión y mantenimiento de las mismas depende del contrato y condiciones adquiridas en cada caso con el contratante. No obstante, es importante determinar en el alcance de los trabajos quién es el encargado de la gestión, operación y mantenimiento del proyecto.

Fase 4: Operación y mantenimiento

Tras la implantación el proyecto, Engipro Energy desarrolla trabajos de gestión, mantenimiento y control energético de la instalación para alcanzar los ahorros energéticos determinados. Estas actuaciones no requieren una inversión importante, pero su correcto desarrollo afectará a la consecución de los ahorros previstos.

Las actuaciones pueden ir asociadas a los equipamientos instalados Engipro Energy (operación y mantenimiento de equipos), así como actuaciones independientes relacionadas con la gestión energética del edificio que supongan un ahorro añadido para el contratante.

El control de la gestión energética es, en algunos casos, un requisito indispensable de las Empresas de Servicios Energéticos para la garantía de ahorros, con el objetivo de poder asegurar una buena gestión de los nuevos equipamientos e implantación de algunas medidas propuestas.

Estos son algunos de los trabajos que puede desarrollar Engipro Energy en relación con la gestión, operación y mantenimiento de las instalaciones:

  • Gestión de los suministros energéticos.
  • Operación y mantenimiento de equipos.
  • Control y gestión de los parámetros de calidad ambiental de la edificación en lo que respecta a consumos energéticos: temperatura, horarios de ventilación, etc.
  • Implantación de buenas prácticas energética en la edificación.

Fase 5: Control de consumos

A lo largo de la duración del proyecto, Engipro Energy establece hitos de medición y verificación de los ahorros conseguidos. A partir de estos hitos se realiza un control de los consumos energéticos del edificio y una identificación de los ahorros conseguidos por la implantación del mismo.

Así pues, mediante esta verificación se determina la buena marcha del proyecto o, en su caso, si fuera necesario, el rediseño del proyecto e implantación de nuevas medidas.

La cuantificación correcta de los ahorros es una de las actuaciones más relevantes del proyecto, que debe quedar predefinida desde la firma del Contrato de Desempeño. Esta cuantificación no es sencilla, dado que los ahorros conseguidos por la puesta en marcha del proyecto pueden estar afectados por factores externos (por ejemplo, cambios climáticos inter-temporales, crecimiento de la carga del edificio, etc.).

Estos factores inciden en la cuantificación de los ahorros y pueden provocar un desajuste en los mismos. Por ello, es necesario el establecimiento de una metodología para el control, medición y verificación de los ahorros, aceptada tanto por el contratante como por la ESE desde el Contrato de Desempeño.

A nivel internacional existen numerosas metodologías de medición y verificación de ahorros, las cuales han sido desarrolladas por diversos organismos. Una de las más utilizadas es el Protocolo Internacional de Medición y Verificación, desarrollado por varias instituciones organizadas por la Oficina de Eficiencia Energética y Energías Renovables del Departamento de Energía de EE.UU. No obstante, dadas las particularidades de cada proyecto y la diferencia entre unas tecnologías y otras, es necesario diseñar un sistema de medición y verificación específico para cada proyecto.

La metodología para la verificación y medición de los consumos es diseñada por Engipro Energy, pero debe ser revisada en detalle en todo caso por el contratante. Esta metodología será la que establezca el criterio para determinar si se han alcanzado los ahorros garantizados. Para ello, el contratante y Engipro Energy deben contar con información detallada sobre los consumos históricos y características de la instalación objetivo, lo que permite establecer una línea base de consumos a partir de la cual estimar los ahorros conseguidos. Por lo tanto, la adecuación y el entendimiento de la línea base y metodología de estimación de los ahorros por parte del contratante es fundamental y necesaria.

Fase 5: Control de consumos